Seguimos hablando de perros del Cine

0
197
peeros de cine
Seguimos hablando de perros del Cine
4.5 (90%) 2 votes

En la entrega anterior hablamos de Pastores, Collies, mestizos y Terriers. Lo común entre esas razas de perros es que se hicieron populares una vez que fueron vistas en las pantallas de cine. El impacto que tuvieron en los espectadores les sensibilizó y llevó a muchos de ellos a querer conocer más acerca de esas razas, a querer convivir con ellas y convertirlas en mascotas.

 

Otras razas que se hicieron populares a través de la gran pantalla fueron…

 

Dalmatas

A través de la famosa película infantil “101 Dálmatas”, los perros conocidos tradicionalmente como acompañantes de bomberos, comenzaron a ser relacionados con una familia amorosa y muy unida.

La raza dálmata proviene de la región de Dalmacia, en Croacia. Se caracterizan por las manchas negras esparcidas por su cuerpo a partir del primer año de vida. Su cuerpo tiene buena musculatura, lo cual hace adultos de apariencia atlética, resistente, de estampa elegante y con buen equilibrio.

Dalmatas

Otra característica de esta raza es su alta predisposición a la sordera.

En la vida fuera de las pantallas y las obras literarias, los dálmatas fueron ocupados, durante el siglo XVIII, como perros guardianes, acompañantes de la aristocracia inglesa, mascota de los bomberos y guardianes de los establos.

Esta herencia en sus genes hace a los dálmata una raza de perros ideal para ser entrenados en el rastreo, la vigilancia. Por ser territoriales, se prestan más a esas tareas y trabajo que a la compañía y la socialización con niños.

Beethoven

Beethoven fue el nombre dado a una pequeña serie de películas protagonizadas por una familia que se hace cargo de un cachorro de raza San Bernardo.

Los perros de esta raza son oriundos de los Alpes suizos y el norte de Italia. Se considera que su apariencia actual se debe al cruce con otras variantes de la raza como los perros boyeros o los mastín de los Alpes.

San Bernardo

La historia de los San Bernardo es muy interesante. Cuentan que a mediados del XI fue fundado un hospicio destinado a la atención de viajeros y peregrinos que transitaban por el paso de la montaña del Gran Monte St. Bernhard, a una altura cercana a los 2500 metros sobre el nivel del mar. Desde el siglo XVII se optó por criar perros grandes de montaña en ese lugar, con el propósito de que vigilar en los alrededores, escoltar a los viajeros o les salvaran de morir perdidos y congelados.

Fueron los soldados de Napoleón Bonaparte quienes dieron a conocer la historia de este hospicio y la labor realizada por los perros gracias al entrenamiento y la paciencia hacia los perros.

Por su gran tamaño, su abundante pelaje y su carácter dócil, afable, bonachón, se le conoce como “perro niñera”. No obstante, ameritan de cuidado, algún entrenamiento y atención, además de tamaño suficiente para su comodidad.

Marley y yo

Marley y yo es una película en tono de comedia, donde se narra la experiencia de formar una familia al tiempo que se adopta un cachorro sin tener la menor idea acerca de la características propias de la raza ni de los cuidados particulares que requiere este can.

Marley es un cachorro de Labrador que estremece el hogar que lo acoge pues requiere de entrenamiento, actividad, mucha atención y comprensión.

Labrador

Los perros de esta raza requieren de entrenamiento y acompañamiento, además de comprensión, pues se hacen maduros a partir de los tres años de edad. Antes de ese tiempo, pueden aparecer como hiperactivos pues su necesidad de ejercicio les supera con creces.

Un Labrador entrenado, por su parte, es leal, empático, bondadoso y compasivo. Si te nota triste, hará cuanto le sea posible para levantarte el ánimo. De igual manera, si no estás de humor, se quedará a tu lado sin importunar, sólo como compañia.

Con los niños suelen ser tolerantes, juguetones y dinámicos.

Requieren sentir que son parte de “una manada” y que el líder es su amo.

Por ser perros grandes, requieren de su espacio y de actividad física.

Otros perros cuya raza se popularizó gracias a las pantallas de cine, y luego de televisión, fueron los Lobos Siberianos.  La raza de estos perros es Husky Siberiano.

El husky siberiano es una raza de perro de trabajo de tamaño mediano, de pelaje espeso, resistente, y con ojos particularmente atractivos por ser azules en el iris y enmascarados con negro.

husky siberiano

Estos perros fueron criados por la tribu chukchi, en el noroeste de Siberia, en donde se les utilizaba como perro de compañía para pastorear a los ciervos, tirar de los trineos y mantener calientes a los niños. Hoy día es posible encontrar Huskies en diversas zonas del mundo dada su capacidad de cambiar su pelaje y adaptarse al entorno donde habita, aún cuando está completamente habituado a vivir en la nieve.

Esa raza de perro exhibe hábitos ancestrales en cuanto a vivir en manada, reconocer a un líder, el trabajo en equipo y el instinto protector. Puede aullar en lugar de ladrar. Requiere entrenamiento constante, refuerzo positivo para fortalecer su obediencia constantemente y es feliz siempre que esté acompañado. No es recomendable dejarlos solos ni dejarlos sueltos sin supervisión pues están preparados para recorrer grandes distancias a gran velocidad.

Son ideales para la convivencia con los niños, pues les tolera muy bien y suelen ser protectores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here