El Paseo Perfecto que necesita tu perro

0
1271
El Paseo Perfecto que necesita tu perro
El Paseo Perfecto que necesita tu perro
Danos una Estrellita 🙂

El paseo es, quizá, el acto mediante el que nuestro perro obtiene mayor estructura y equilibrio mental de todos los que podemos realizar con él. Durante el paseo, el perro “vuelve” a sus orígenes y se reconoce a sí mismo como el animal que es: camina y avanza. Esto es muy importante, porque en la sociedad actual un perro está más tiempo tumbado dentro de casa que caminando o corriendo, cuando la naturaleza del perro es totalmente la contraria: estar siempre en constante movimiento.

Pasear tu perro

Es por ello que aprovecharemos el paseo para educarlo, establecer lazos, y recordarle que la figura de autoridad en la relación que tenemos somos nosotros.

El Paseo Perfecto que necesita tu perro

En primer lugar, recordar que mientras más tiempo paseemos con nuestro perro, mejor. Ahora bien, si no podemos ir a todo lugar con él, al menos, dos horas al día, hay que pasearlo. En la imagen lo he descrito como si fuera un paseo de dos horas seguidas, pero puede ser en dos o más veces (por ejemplo, una por la mañana y otra por la tarde).

Dicho esto, comentaré un poco la información que aparece en el gráfico:

  • A las 07:00 comenzamos nuestro “paseo libre” con el perro. Cuando digo paseo “libre” me refiero a que él manda en cuanto a dónde hay que ir y dónde hay que detenerse. Es en este momento cuando el perro hará sus necesidades y olisqueará todo aquello que le venga en gana. Esta etapa del paseo le servirá para desestresarse.
  • Pasada media hora de este “paseo libre”, cambiaremos el chip, e iniciaremos un “paseo militar”. Durante la media hora que dure este “paseo militar”, mantendremos al perro atento a nosotros, no le permitiremos hacer sus necesidades ni olisquear el suelo, y deberá andar a nuestro paso y totalmente pendiente de nosotros (requiere práctica y constancia si nunca lo has trabajado). Si se distrae, le corregiremos. Durante esta etapa caminaremos y correremos junto a él. Esta etapa del paseo le proporcionará estructura, equilibrio mental, y reforzará tu autoridad sobre él.
  • A las 08:00, tras el paseo militar, lo llevaremos allá donde podamos soltarlo y lo dejaremos correr libre. Si no se ha portado bien durante la fase anterior, no lo soltaremos hasta que hayamos dado cinco o diez pasos con el perro atento a nosotros: el objetivo es que el perro entienda que si pasea atento a ti, después obtiene el premio de correr, marcar y olisquear lo que quiera. Esta fase proporciona un premio a tu perro por hacer correctamente lo que se le exige, y además realiza ejercicio físico.
  • A las 08:30 (es relativo, esta fase suele mezclarse con la anterior, lo cual no es un problema), lo relacionaremos con otros perros si existe al posibilidad. El objetivo es mejorar la sociabilidad de nuestro perro, así como garantizar su diversión y ejercicio al jugar con otro perro. Esta etapa proporciona a tu perro equilibrio mental, ejercicio, y diversión.
  • A las 09:00 podemos volver a casa. El perro debería estar lo suficientemente cansado como para volver mansamente caminando a tu lado. Si todavía tiene mucha energía, deberías sopesar alargar las dos fases anteriores e introducir juegos con tu perro para asegurarte de que quema toda su energía. Cuando llegamos a casa, no le daremos agua al momento: lo sentaremos, cambiaremos su agua por agua fresca, la pondremos delante suyo y, cuando nosotros queramos, le daremos una orden para que empiece a beber. Esto reforzará nuestro control sobre él.

Este sería un Paseo Perfecto para mantener equilibrado a nuestro perro. Tampoco es tan difícil, ¿verdad? Y vosotros, ¿le dedicáis dos horas al paseo de vuestro perro?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here