Encadenar a los perros: ¿Por qué los perros no deben ser encadenados?

Encadenar a los perros es una práctica que desafortunadamente, se ha vuelto muy común entre propietarios de mascotas. Quizás para algunas personas, mantener a un perro atado en el patio con una cadena o correa, puede no parecer un acto malévolo.

Después de todo, a los perros les encanta estar afuera, y la única forma de evitar que se escapen es mantenerlos atados. Es posible que se tengan las mejores intenciones al pensar de esta manera.

Sin embargo, ponerles una correa y restringir su libertad de movimiento puede ser extremadamente dañino para la salud. También puede afectar su bienestar y la capacidad para socializar adecuadamente con humanos y otros animales.

¿Es bueno encadenar a los perros?

Existen muchos problemas que causan encadenar a un perro y que pueden no ser evidentes para quienes prefieren restringir a sus mascotas de esta manera. También hay dueños de perros que son conscientes de los problemas, pero albergan malicia hacia sus mascotas.

Los perros a los que se les ponen cadenas o correas pueden aburrirse. En muchos casos es posible que se sientan solos, abatidos y desarrollen un comportamiento violento.

Esto se debe a que no tienen la capacidad de deambular, jugar y participar en sus comportamientos normales. Al encadenar a los perros, los limitamos a una pequeña área de la propiedad. Por lo tanto, no pueden explorar ni interactuar con otros perros o personas.

Muchos dueños de perros no son conscientes del daño emocional y psicológico que causa mantener a sus perros encadenados. Muchos de ellos se olvidan de ellos, y no los supervisan lo suficiente como para notar estos cambios.

Lo cierto es que, encadenar a los perros puede causar más daño que bien. A menudo es el catalizador para la aparición de problemas de comportamiento aún más graves.

Dicho lo anterior, veamos por qué los perros no deben ser encadenados:

¿Por qué no es bueno encadenar a los perros?

Encadenar a los perros hace que se vuelvan territoriales y agresivos

Los perros son animales territoriales por naturaleza, y un ejemplo de ello es el Chihuahua. Este impulso aumenta cuando están confinados en un lugar pequeño y restringido.

Por lo tanto, el patio trasero de tu hogar, de repente se vuelve suyo y lo protegerán a toda costa. Si otros se acercan, el perro mostrará un comportamiento agresivo y territorial, como gruñir, ladrar y morder.

Al encadenar a los perros, se desarrolla un comportamiento de defensa territorial anormalmente agudo. En consecuencia, acercarse a un perro encadenado casi siempre resultará en una muestra de agresividad o defensa territorial mediante ladridos y embestidas.

Los perros son criaturas inherentemente sociales que prosperan cuando interactúan con humanos y otros animales. Por el contrario, un perro encadenado en un lugar durante horas, días, meses o incluso años, sufre un daño psicológico significativo.

De hecho, cuando un perro permanece encadenado por largos períodos de tiempo, se vuelve neurótico, incómodo, ansioso y, a menudo, agresivo. Cuando estos perros son rescatados, pierden sus tendencias violentas después de que se les quita la cadena.

Lo anterior demuestra que el perro no es naturalmente agresivo, sino que actúa en respuesta a su entorno.

Pueden ser víctimas de otros animales o insectos venenosos

Otra razón por la que no es bueno encadenar a los perros, es que pueden ser vulnerables a los ataques de otros animales agresivos. Desde insectos o reptiles venenosos, hasta animales salvajes, e incluso el calor excesivo, el frío, la lluvia, etc.

Existen registros de organizaciones protectoras de animales que han rescatado perros encadenados durante huracanes o inundaciones. Sin duda, estar encadenados los vuelve muy vulnerables a los fenómenos naturales.

Pueden enredarse y engancharse con otros objetos

Muchos veterinarios están convencidos de que las cadenas y las correas, con frecuencia causan problemas en el cuello y la espalda. También consideran que existe un alto riesgo de que un perro encadenado pueda ahorcarse si la cadena se engancha con algo.

Por esta razón, muchas organizaciones de protección animal, consideran que encadenar a los perros por mucho tiempo, es inhumano. Una correa restringe demasiado el movimiento del perro.

Además, una cadena podría enrollarse o engancharse alrededor de la estructura del refugio del perro u otros objetos. Si esto sucede, la cadena restringirá el movimiento del perro y quizás le cause daños.

Si escapan, no regresarán

Seamos sinceros, ¿tú regresarías a un lugar donde te mantienen encadenado las 24 horas del día? Por supuesto que no, cierto. Un perro pasa por el mismo sufrimiento mental y emocional que un humano cuando está encadenado.

Debido a que los perros encadenados rara vez tienen la oportunidad de mezclarse con las personas, es posible que no respondan positivamente cuando intentes llamarles.

Además, muchos perros encadenados que han escapado no saben sus propios nombres. Cuando finalmente están libres, lo único que quieren es correr y divertirse.

No reciben los cuidados y la atención que merecen

Al encadenar a los perros no solo permanecen fuera de la casa, sino también fuera de tu mente. Muchos dueños de perros que encadenan a sus mascotas, no brindan los cuidados y la atención que necesitan.

Un perro encadenado o atado rara vez recibe la atención adecuada. Los perros amarrados no suelen ser alimentados con regularidad. Sus platos de agua permanecen vacíos, y no reciben la atención veterinaria que requieren.

Incluso, los perros encadenados pueden permanecer a la intemperie durante las tormentas de nieve. Es posible que no tengan suficiente agua o protección solar durante los momentos de mucho calor.

Además, a los perros encadenados rara vez se les ofrece los cuidados básicos porque su temperamento neurótico hace que sea difícil acercarse a ellos. Como resultado, son perros que estando ahí, para sus dueños pasan desapercibidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies