Como adiestrar a un cachorro en casa

Cuando un nuevo miembro llega a nuestra casa, siempre llega la gran pregunta: cómo adiestrar a un cachorro en casa. No es tan sencillo como un bebé o un niño más o menos grande, porque pensamos que no razona, pero nada más lejos de la realidad.

De hecho, los cachorros están en su momento de cerebro más despierto y en el ideal para aprender cosas. Es por ello por lo que siempre escucharemos que es el momento perfecto para educarlos o adiestrarlos en casa para que la convivencia sea ideal.

Vamos a darte pequeños pasos que debes tener en cuenta a la hora de adiestrar a un cachorro en casa y que no debes perder la paciencia ni tampoco esperar que nuestro cachorro aprenda de un segundo para otro.

Adiestrar a un cachorro en casa o incluso con un especialista, se trata de un proceso largo que requiere constancia, cuidados y atenciones y mucha paciencia. También debemos llegar a un consenso con todas las personas que tengan contacto con el cachorro para seguir la misma línea de normas.

 

Cómo conseguir que no llore si tenemos que dejarlo solo

adiestrar a un cachorro

 

Es posiblemente uno de los temas que más dudas y más desesperación crean porque no existe una receta única ni tampoco una solución rápida para lograr que nuestro cachorro pueda superar la conocida como “ansiedad por separación” de manera sencilla y sin pasarlo mal.

Lo mejor que podemos hacer es conseguir un lugar en nuestra casa en el que nuestro cachorro se sienta seguro y realizar pequeñas salidas de tiempos cortos que se vayan alargando. Así lo iremos acostumbrando a nuestra ausencia. Sólo tenemos que dejarle sus juguetes favoritos, agua y comida, y evitar que haya algo con lo que pueda hacerse daño dentro de lo posible.

 

Tu cachorro podrá hacer sus necesidades dentro y fuera de casa

 

Existen para los cachorros en casa los momentos llamados “momentos estrella” que se alargarán después a lo largo de su vida y que sirven de guía y costumbre para hacer sus necesidades. Estos momentos son siempre después de comer, después de dormir y después de jugar.

Lo que tenemos que hacer es crear la costumbre en nuestro cachorro cuando lo adiestramos a hacer sus necesidades después de estos momentos. Crear la rutina de salir a la calle después de comer o de dormir y, en el caso de no poder, habilitar un lugar lo más lejano a las habitaciones o el salón, para que lo asocie con que es su lugar para hacer sus necesidades.

Con constancia, premios y rutina, conseguirás que al adiestrar a tu cachorro en casa esto se convierta en su guía a lo largo de su vida como adulto también.

 

El paseo de nuestro cachorro es un punto fundamental en el adiestramiento

 

Lo que más hemos podido ver por la calle y en parques de perros es, con toda probabilidad, a cachorroscachorros con las correas extensibles y suele convertirse en algo inevitable pero una mala elección cuando estamos intentando adiestrar a nuestro cachorro en casa.

Primeramente tenemos que tener claro que, durante el paseo, nos interesa que nuestro cachorro esté lo más cerca nuestra posible y que nos haga caso en cualquier momento sin tener que tirar de ellos. Para conseguir esto podemos probar a conseguir una correa corta, lo suficiente como para moverse, pero donde podamos controlar sus distracciones.

Tenemos que intentar identificar todo lo que puede llamar su atención antes de que se vaya corriendo hacia ello o perdamos su atención de manera total. De esta manera, no tendremos que tirar de nuestro cachorro sino que conseguiremos que olfatee lo suficiente como para conocer y vuelva a nosotros sin tener que darle órdenes.

 

No elijas el lugar de dormir por tu cachorro

 

Los perros pueden parecer caprichosos pero solo intentan encontrar su comodidad por mucho que nos empeñemos en tenerlos en el que creemos el mejor lugar de la casa o de la habitación. Es por esta razón por la que, para adiestrar a un cachorro en casa, te recomendamos que antes de elegir el lugar en el que quieres que duerma, lo dejes elegir a él.

Durante las primeras semanas de adaptación, los cachorros inspeccionan todos los rincones de su nuevo hogar y van probando la temperatura, comodidad, posibilidades de estiramiento, etc. Todo esto hará que se decidan por un lugar o por otro.

Por esta razón, es bueno observar en qué lugares se deja dormir con mayor facilidad o cuáles escoge nuestro cachorro para descansar y colocar en ese lugar una manta, sábana o toalla e ir introduciendo la orden “tu sitio” para enseñarle a dónde debe dirigirse si lo enviamos a “tu sitio”.

Todo esto acompañado por premios y caricias, harán que nuestro cachorro esté en el lugar que ha elegido, se sienta cómodo y, además, tengamos localizado “su sitio”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies