Xoloitzcuintli: el perro que guiaba a los Aztecas al inframundo

El Xoloitzcuintli es una raza de perros muy peculiar. Se cree que desciende de los primeros perros que aparecieron en Norte América. Es originario de México, donde comúnmente se le conoce como “Xolo”.

De hecho, en aquel país se les consideraba perros curativos. Se creía que sus cuerpos proporcionaban alivio a personas con artritis y otras afecciones.

A continuación encontrarás información sobre el Xoloitzcuintli. Sus características principales, así como su personalidad. Incluso conocerás un poco de su historia, su alimentación y cuidados.

Características del Xoloitzcuintli

Cuando miras un Xoloitzcuintli por primera vez, lo que más intriga es su aspecto visual. Es una raza de perro casi sin pelo, con ojos entrecerrados y orejas puntiagudas.

El Xoloitzcuintli, el perro que acompañaba a los aztecas

Xoloitzcuintli, perro mexicano

Al observarlo más de cerca notas que es un perro delgado y robusto. Con un cuerpo musculoso, un poco más largo que alto. Su cabeza asemeja a una cuña que se estrecha gradualmente hacia el hocico.

Su expresión facial denota un perro inteligente y animado. Tiene ojos en forma de almendra, los cuales pueden ser negros o amarillos. Sus orejas, grandes y erguidas, tiene una textura fina y delicada.

Cuando son cachorros, los Xoloitzcuintli tienen cuerpos arrugados. Pero a medida que crecen, la piel de su cuerpo se suaviza. Su cola también es fina y larga.

Otras características de la raza Xoloitzcuintli incluyen:

  • Son perros que se adaptan bien a la vida en apartamento.
  • Además, tienen un nivel alto de sensibilidad. Toleran bien tanto el clima cálido como frío.
  • Son perros extremadamente cariñosos con la familia. También son amigables con los niños, aunque no así con los extraños.
  • En general su salud es buena y debido a que casi no tienen pelo, no tienes que preocuparte por el tema de las alergias.
  • Por otra parte, son perros fáciles de entrenar, aunque eso sí, tienen tendencia a ladrar o aullar.
  • Suelen ser perros juguetones y con un nivel alto de energía.
  • Pueden llegar a medir desde 46 cm hasta 58 cm de alto, y pesar desde los 4.5 hasta los 22.5 kilos.
  • Por lo que respecta a la esperanza de vida del Xoloitzcuintli, puede llegar a vivir entre 14 a 20 años.

Historia del Xoloitzcuintle

El Xoloitzcuintli es considerado una raza de perro natural. Es decir, muy probablemente haya sido el resultado de una mutación genética espontanea.

Su nombre deriva de la mitología mixteca, más específicamente del dios del ocaso y el fuego Xólotl. Y también de la palabra azteca “itzcuintli”, que significa perro.

En vida, el Xoloitzcuintli tenía el poder de ahuyentar los malos espíritus. En la muerte, estos perros acompañaban y servían de guía a los muertos hacia el otro mundo. Usualmente esto significaba que debían ser sacrificados.

La raza próspero y ganó notoriedad a partir de 1887. Fue en ese año cuando el Xoloitzcuintli es reconocido como raza por el American Kennel Club.

A pesar de ello, atravesó por períodos en los que prácticamente desapareció de la vista. En la actualidad se le considera como un tesoro nacional en México. En todo el mundo existen aproximadamente 30.000 Xoloitzcuintlis y cada vez gana más adeptos.

La personalidad del Xoloitzcuintli

En su etapa adulta, el Xoloitzcuintli tiende a ser un perro tranquilo, atento con la familia y distante con los extraños. Usualmente toman más afecto por un miembro de la familia. Pero en realidad son afectuosos con todos los miembros de la familia.

Sus necesidades de ejercicio se satisfacen con una caminata diaria. Pasan mucho tiempo disfrutando del sol. Pero también les gusta acurrucarse con sus dueños para mantenerse calientes.

Es recomendable que los lleves contigo ya que no les gusta quedarse solos. Son excelentes como perros guardianes. Es decir, te alertarán sobre algo que parezca preocupante.

Los cachorros de Xoloitzcuintli tienden a ser muy activos y destructivos. También son curiosos y juguetones, no les incomoda acercarse a las personas y ser abrazados por ellas.

Alimentación y cuidados

En cuanto a la alimentación del Xoloitzcuintli, depende básicamente de su tamaño. Lo ideal es 1.75 tazas de comida para perros de alta calidad, dividida en dos comidas.

Pero en realidad la cantidad de comida dependerá de su tamaño, la edad, su constitución, metabolismo y qué tan activo es el perro. En cualquier caso no deben ser alimentados en exceso porque el sobrepeso puede afectar sus articulaciones.  

Respecto a los cuidados del Xoloitzcuintli hay varias cosas importantes. Primero, debes recortar sus uñas semanalmente y cepillar sus dientes dos o tres veces al día.

También es importante realizar chequeos anuales con el veterinario. Además, hay que verificar que no haya yagas, erupciones o señales de infección en su pie.

Asimismo se debe revisar su nariz, la boda y los ojos. Las orejas por su parte, deben olor bien y no tener demasiada cerca o suciedad. También hay que cuidar que sus ojos se mantengan claros, sin secreción ni enrojecimiento.

Una inspección semanal en casa ayudará a detectar potenciales problemas de salud en una etapa temprana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies