¿Qué hacer si tu perro se atraganta y no puede respirar?

El atragantamiento es la incapacidad de respirar como consecuencia de una obstrucción en la tráquea o la garganta. Podrías pensar que esto solo ocurre en los humanos, pero en realidad también sucede a los perros y otras mascotas. Dicho lo anterior, ¿sabrías qué hacer si tu perro se atraganta y no puede respirar?

Lamentablemente no todos los dueños de mascotas están preparados o saben qué hacer cuando un perro se esta asfixiando. Algo podría estar atorado en su garganta o en su boca, y por lo tanto, saber cómo proceder podría salvar la vida de un perro que se está ahogando con su comida.

¿Qué hacer si tu perro se atraganta?

Por supuesto, sería ideal llevar a tu perro con el veterinario o una clínica de emergencia lo antes posible. Sin embargo, la mayoría de las veces pero no podemos esperar tanto tiempo. Para salvar la vida de su perro, debes actuar con rapidez, y para ello tienes que realizar lo siguiente:

Identifica los signos de atragantamiento o asfixia

La tos es una de las primeras señales de que tu perro está teniendo dificultades con una pequeña cantidad de comida alojada en su estómago. Este es uno de los primeros intentos de tu perro de evacuar ese alimento.

Cuando un perro esta atragantado, es posible que tenga dificultades para inhalar. También es común que manosee sus labios, o su cabeza. Ambas cosas son indicadores de que tu perro se está ahogando. Otra señal importante de que tu perro se ha atragantado es si está inconsciente, o si algo más está muy mal.

Aunque es fundamental prestar atención a estas señales, también es importante tener en cuenta que posiblemente podrían indicar algo más. La tos puede ser un indicio de un resfriado y el manosear la cara puede indicar que algo ha entrado en los ojos de tu perro.

¿Cómo evitar que tu perro se asfixie?

Revisa la boca de tu perro

Si se produce alguno de los síntomas mencionados anteriormente, lo siguiente que debes hacer es inspeccionar la boca de tu perro para determinar si hay algún alimento u objeto atrapado dentro. En este punto no debes olvidar que si tu perro tiene miedo, puede ser ansioso e impredecible.

  • Acércate a tu perro con precaución, pero ten presente que tu eres su salvavidas.
  • Si descubres que hay comida dentro de su boca y puedes verificarla de manera segura, intenta deslizar la obstrucción con el dedo para que tu perro pueda respirar nuevamente.
  • Nunca empujes un objeto con los dedos si esta alojado en la parte posterior de la garganta.
  • Tampoco metas tus dedos en su garganta si no ves ninguna obstrucción, ya que podrías dañar los tejidos de la garganta.
  • Si se trata de un objeto grande, como una bola de plástico, es posible retirarla presionando firmemente con ambos pulgares debajo de la mandíbula.
  • Debes hacer esto en la base de la garganta, y empujar hacia adelante.

La maniobra de Heimlich para perros

¿Pero qué pasa si no puedes sacar los alimentos atascados? En ocasiones es posible que no puedas retirar los alimentos o el objeto que provoca el atragantamiento de tu perro. Si ese es el caso, entonces tendrás que realizar la maniobra de Heimlich para perros, siguiendo estas recomendaciones.

  • Si se trata de un perro pequeño, debes darle la vuelta con cuidado y aplicar presión en la parte superior del vientre. Asegúrate de hacerlo justo debajo de la caja torácica.
  • Coloca a tu perro en una posición de carretilla sujetando sus patas traseras.
  • Se recomienda rodear con los brazos, si se trata de un perro de raza grande, y unirlos por el abdomen en lugar de levantarlos.
  • Luego, al igual que para los humanos, haz un puño con las manos y presione hacia arriba y hacia adelante.
  • Debes presionar con fuerza cinco veces debajo de sus costillas con ambas manos.
  • Luego tienes que pasar un dedo por su boca rápidamente.
  • Después debes colocarlo de pie y golpearlo entre los omóplatos cinco veces.

Estos movimientos deberían ser suficientes para desalojar la comida u obstrucción. Sin embargo, asegúrate de inspeccionar la boca de tu perro y retira cualquier resto de comida que pueda estar suelta en la parte posterior de la boca. De esta manera evitarás que se ahogue o se trague lo que anteriormente le molestaba.

Cuidados posteriores al atragantamiento

Si tu perro se atraganta, llama al veterinario de inmediato, especialmente si estuvo inconsciente en algún momento. Lo más probable es que el veterinario quiera ver a tu perro directamente y descartar que la asfixia haya causado algún otro daño en su cuerpo no visible a simple vista.

Ahora ya sabes qué hacer si tu perro se atraganta y no puede respirar. No obstante, para reducir la probabilidad de que tu perro se asfixie en el futuro, vigile cualquier cosa que pueda representar un peligro de asfixia.

El pienso para perros generalmente se crea teniendo en cuenta el tamaño del perro, sin embargo, si tienes un perro grande y uno pequeño, tu perro más pequeño puede ahogarse si tiene acceso a la comida para razas grandes.

Por lo tanto, es buena idea separar sus tazones de comida, y por supuesto, prestar atención cuando comen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies