¿Qué hacer para que tu perro y tu gato se lleven bien?

¿Qué hacer para que tu perro y tu gato se lleven bien?
4.7 (93.33%) 3 votes

Muchas personas piensan que perros y gatos no pueden convivir en un mismo hogar porque inevitablemente terminarían peleando. Se trata de una creencia equivocada que posiblemente provenga del hecho de que los gatos suelen ser distantes y asustadizos, mientras que los perros suelen ser más gregarios y territorios. Eso no significa que no puedan compartir el mismo espacio; solamente necesitan de tu ayuda.


Tips para tu perro y tu gato no peleen

Uno de los aspectos más importantes en este tema tiene que ver con que si le proporcionas a tu perro y a tu gato, un ambiente positivo, amoroso y alentador, entonces ellos terminarán siendo amigos. A continuación te compartimos algunos consejos para hacer que perros y gatos se lleven bien.

Considera la personalidad, no la raza

Contrariamente a lo que se piensa, hay determinadas razas de perros y gatos que no suelen llevarse mejor que otros. Lo más importante es que tengas en cuenta sus personalidades, así como sus niveles de energía. Si tienes un perro que es agresivo y territorial, por supuesto que no será una buena idea introducir al hogar un gato asustadizo. Igualmente si tienes un perro que envejece, sin duda que no querrá compartir su espacio con gatito travieso y curioso.

Si tanto el perro como el gato, no terminan siendo compatibles en cuanto a personalidad, lo más recomendable es que tengas un plan de respaldo o consideres hacer modificaciones en tu hogar para mantenerlos separados a largo plazo. En caso de que estés adoptando una mascota, conviene investigar si ya ha vivido con otros animales o si se lleva bien con ellos.

Entrena a tu perro

Este es otro de los consejos más importantes para evitar que tu perro y tu gato peleen todo el tiempo. Debes enseñar a tu perro a controlar sus impulsos. Si notas que salta por la cocina cuando alguien tira una galleta o si se pone en máxima alerta ante un juguete chirriante, entonces es probable que no sea una buena idea mantenerlo junto a tu gato desde el principio, ya que seguramente saltara sobre el cada que lo vea.

En este caso lo recomendable es mantener distantes ambas mascotas hasta que tu perro esté entrenado para permanecer quieto. E incluso entonces, siempre debes tener a tu perro con una correa durante las primeras ocasiones en las que se vean cara a cara.

Tips para tu perro y tu gato no peleen

Dale al gato su propio espacio antes de presentarlo a tu perro

Los expertos señalan que los gatos requieren de un espacio protegido que sea solamente suyo. Por lo tanto, debes hacer este refugio de tal manera que este fuera del alcance de tu perro y al mismo tiempo crear zonas seguras alrededor de tu hogar. De esta manera el gato podrá andar por la casa con confianza por el territorio compartido sin problemas con su compañero canino.

Y debido a que los gatos son escaladores por naturaleza, también conviene aprovechar el espacio vertical de la casa, comprando árboles altos para gatos, instalar estantes o colocar una cama para gatos encima de una librería. También debes asegurarte de mantener a tu perro alejado de la caja de arena del gato, ya que en ocasiones les gusta comer las heces de los gatos.

Este es un mal hábito que puede hacer que tu perro contraiga parásitos intestinales que podrían ocasionarles muchos problemas de salud, incluyendo vómito, pérdida de peso, anemia y diarrea.

Ejercita el cuerpo y la mente de tu perro

Ejercitar el cuerpo y la mente de tu perro es importante ya que de esa manera pueden liberar su energía en otro lugar, ralentizar sus cerebros y controlarse realmente cuando se encuentran cerca de los gatos. Tu perro igualmente requiere de mucha estimulación, por lo que al estimularlo, es menos probable que satisfaga esa necesidad persiguiendo al gato, por ejemplo.

Para ello lo recomendable es el uso de juguetes, actividades de pastoreo, así como carreras con señuelos y un entrenamiento con trucos de alta intensidad. En caso de que no tengas tiempo de realizar estas actividades, puedes contratar un paseador de perros o llevarlo a una guardería para perros.

Permite que ambos olfateen

También es una buena idea dejar que tanto el perro como el gato, olfateen la ropa de cama y los juguetes de cada uno antes de presentarlos formalmente cara a cara. De esta manera lo que consigues es satisfacer esa necesidad de curiosidad y evitas potenciales peleas territoriales.

Mantén sus juguetes y alimentos separados

Después de que hayas congraciado con éxito a tu perro y a tu gato a través de ejercicios de alimentación, es importante que mantengas separados sus recipientes de comida. Es un error asumir que tu perro no protegerá sus alimentos, por lo tanto, para evitar problemas lo más conveniente es programar horarios de comida regulares para tus mascotas. Coloca los tazones de comida en áreas separadas de la casa o el plato del gato en una mesa o en otro lugar alto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies