Mitos y realidades acerca de los Pit Bulls

0
106
Pit Bull
Mitos y realidades acerca de los Pit Bulls
4.8 (95%) 4 votes

Probablemente el Pit Bull es una de las razas de perros más difamadas e incomprendidas en el mundo. Lejos de etiquetarlos como perros asesinos o sumamente violentos, es importante conocer los hechos acerca de su comportamiento y características.

Por ello, en esta ocasión te queremos hablar acerca de los mitos y realidades de los Pit Bulls.

Mito: los Pit Bulls tienen mandíbulas de bloqueo

Realidad: Esta raza no tiene ningún mecanismo físico especial o enzima que les permita bloquear sus mandíbulas. De hecho, si se compara el cráneo de un Pit Bull con el de cualquier otra raza de perro, se puede ver a simple vista que ambos cráneos tienen características similares, incluso la estructura general del hueso es parecida. A pesar de ello, un rasgo de personalidad en la raza Pit Bull es su determinación. Es decir, cualquier cosa que hagan estos perros, lo hacen con gran entusiasmo y es ese rasgo precisamente el que puede hacer parecer que tienen la mandíbula bloqueada cuando muerden algo y están decididos a no soltarlo.

Pit Bull

Mito: Los Pit Bulls son inherentemente malos

Realidad: Este es un estereotipo que se ha generalizado y que ha condenado a esta raza basándose en las acciones de unas cuantas personas que realmente son malas. La realidad es que cada perro tiene que ser valorado por sus propios méritos y no por su raza. Lo único cierto es que no existen los perros malos, solo las malas personas.

Mito: Un Pit Bull que es agresivo con otros perros, también será agresivo con las personas

Realidad: En este punto es importante no confundir la agresión hacia otros perros y la agresión hacia los humanos ya que son rasgos distintivos. A menos de un Pit Bull haya sido mal educado o entrenado para atacar a las personas, por lo general es una raza que ama el contacto con las personas. De hecho, se sabe que son uno de los compañeros más cariñosos, amables, dedicados y leales que el ser humano puede tener.

Mito: Es peligroso adaptar un Pit Bull que tiene un origen desconocido

Realidad: No hay que olvidar que cada perro es individual y por lo tanto debe ser juzgado por su personalidad y por su comportamiento actual. Es verdad que este tipo de perros pueden estar influenciados por su genética e historia, pero en la mayoría de los casos estos se debe a los abusos y los maltratos a que son sometidos. Los albergues y centros de rescates responsables, se encargan de evaluar el comportamiento del perro antes de ponerlos en adopción y únicamente permiten la adopción de perros que muestran el temperamento apropiado hacia los humanos.

PitBull

Mito: Es mejor adoptar un cachorro Pit Bull que un adulto

Realidad: Sin duda que los cachorros son adorables, sin embargo lo que sucede con ellos es que irremediablemente crecen. En consecuencia, a medida que van madurando, su personalidad se desarrolla y es entonces cuando realmente puedes determinar si tu Pit Bull es dominante o sumiso con las personas o si por el contrario es agresivo con algunos, con ninguno o con todos los perros. Es importante no perder de vista que la intolerancia a los perros y la agresión a los perros son rasgos que no se desarrollan en todos los perros hasta que alcanzan la madurez total.

Es posible que el cachorro Pit Bull que se adopte y que sea amigable con los demás perros, no le gusten más esos los otros perros más adelante en su vida, incluso los perros con los que haya crecido y con los que haya convivido toda su vida. Tanto el medio ambiente, como la genética, desempeñan un papel fundamental en la determinación de la personalidad madura de un perro Pit Bull. Por supuesto esto no quiere decir que ningún cachorro Pit Bull deba ser adoptado, pero si lo que se busca es conocer qué tan grande será finalmente ese perro y cómo actuará con los humanos y otros animales, lo más probable es que sea más recomendable adaptar un perro adulto.

Consideraciones finales

Sin duda que hay muchos mitos acerca de los Pit Bulls que se han generalizado y los han catalogado como una raza violenta y no recomendable para tenerla en casa. Lo cierto es que la decisión de adoptar cualquier perro, requiere de mucha reflexión sobre cuál es la mejor opción para la familia y por supuesto su capacidad para comprometerse con el perro por el resto de su vida.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here