Insuficiencia renal en los perros: Causas, síntomas y tratamiento

La insuficiencia renal en los perros es una enfermedad, que al igual que en los humanos, puede llegar a ser mortal para tu mascota. Los riñones de tu perro son cruciales porque eliminan los desechos del torrente sanguíneo y mantienen bajo control el equilibrio de líquidos y minerales en su organismo.

Sin embargo, si los riñones no pueden realizar su función, la vida de tu perro puede verse comprometida. Por esa razón es importante aprender a identificar los síntomas de esta enfermedad. Por supuesto, también es fundamental conocer las causas, y los tratamientos más recomendables.

De no tratarse, esta puede convertirse en una enfermedad mortal para los perros.

¿Qué es la insuficiencia renal en los perros?

La insuficiencia renal en los perros se presenta cuando los riñones de tu mascota están dañados, dando como resultado precisamente, una enfermedad renal o de los riñones. En este sentido, la enfermedad renal crónica es el tipo de insuficiencia renal más frecuente y prevalente en perros.

Síntomas de la insuficiencia renal en los perros

Los perros pueden mostrar indicadores tempranos de enfermedad renal en algunas circunstancias. Los síntomas de enfermedad grave, por otro lado, no se manifiestan hasta que se ha perdido el 75% de la función renal. Por eso es fundamental reconocer la insuficiencia renal en tu perro lo antes posible.

En otras palabras, es clave la detección temprana de la falla renal en tu perro. Además, cuanto más pronto se detecte la enfermedad renal, más tiempo habrá para abordar la causa subyacente o reducir la progresión de la enfermedad.

Es posible que la enfermedad ya haya estado presente durante algún tiempo al momento de que tu perro fue diagnosticado. Sin embargo, con la nutrición adecuada, esta enfermedad de por vida puede tratarse bien.

También hay que tener en cuenta que un incremento de la sed podría ser el primer síntoma de insuficiencia renal. Por lo tanto, si notas este o cualquiera de los otros síntomas que se enumeran a continuación, contacta con el veterinario de inmediato.

  • Tu perro tiene mucha sed
  • Orina con mucha frecuencia
  • Su apetito ha disminuido
  • Ha experimentado una pérdida de peso
  • Tiene mal aliento y dolor de cabeza
  • Sufre de vómitos y diarrea

Cómo se indicaba anteriormente, los síntomas de la enfermedad renal pueden ser difíciles de detectar, pero si detectas alguno de estos síntomas, tu perro puede sufrir un fallo renal.

Enfermedad renal en los perros

¿Cuáles son las causas?

Si tu perro tiene una enfermedad renal, el veterinario puede clasificarla como una enfermedad renal aguda o crónica. Los problemas renales en tu perro pueden ser causados por una variedad de cosas, que incluyen:

  • Pérdida de sangre
  • Estrés quirúrgico
  • Deshidratación severa
  • Venenos
  • Flujo de orina obstruido
  • Trauma
  • Infección

También es importante mencionar que la enfermedad renal crónica en perros puede ser causada por las variables antes mencionadas. Igualmente esta enfermedad puede ser causa de la predisposición hereditaria y de raza, problemas nutricionales, así como deficiencias del sistema inmunológico.

En cualquier caso no debemos perder de vista que la enfermedad renal crónica es una enfermedad que empeora con el tiempo y no se puede revertir.

Tratamiento para la enfermedad renal en los perros

La dieta de tu perro tiene un impacto significativo en su salud y bienestar general. En consecuencia, si tu perro ha sido diagnosticado con una enfermedad renal, reducir la cantidad de proteínas, fósforo y sal en su comida puede ayudar a controlar la enfermedad.

De hecho, restringir la ingesta de fósforo parece ser particularmente esencial para reducir la gravedad de los síntomas clínicos y el curso de la lesión renal. Asimismo, los niveles reducidos de proteína también pueden ayudar a restaurar el equilibrio ácido-base normal.

En pocas palabras, la nutrición adecuada puede mejorar la calidad de vida de tu perro si tiene problemas renales. En todos los casos, el tratamiento de la insuficiencia renal aguda incluye abordar la causa subyacente, si se reconoce una.

Los antibióticos, por ejemplo, se utilizan para tratar infecciones y se pueden ofrecer antídotos particulares en caso de sobredosis accidental. La diálisis, que ayuda a eliminar las toxinas de la sangre, se puede utilizar para ayudar a los riñones. Pero debes tener presente que la insuficiencia renal aguda es mortal si no se trata.

De forma ambulatoria, la insuficiencia renal crónica generalmente se maneja con cambios en la dieta, tratamiento de hidratación y varios medicamentos. La insuficiencia renal crónica es fatal, aunque no matará a tu perro de inmediato. De hecho, este tipo de insuficiencia renal en los perros generalmente se desarrolla durante meses o años.

¿Qué hacer para prevenir esta enfermedad?

Lo primero es asegurarte de que tu perro beba mucha agua, especialmente si ha estado jugando duro. Además, debes evitar su acceso a sustancias tóxicas, y realizar controles veterinarios y de laboratorio con regularidad, especialmente si tienes un perro adulto o de alto riesgo.

No se recomienda la cría de perros con enfermedad renal genética por obvias razones. En cualquier caso, si detectas alguno de los síntomas antes mencionados, se recomienda que lleves a tu perro al veterinario lo antes posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies