Incontinencia urinaria en los perros: causas y tratamiento

En este artículo te hablaremos sobre la incontinencia urinaria en los perros, las causas que la origina, y los tratamientos recomendable. Aunque tu mascota no experimente este problema, debes saber que muchos perros sufren de incontinencia urinaria o pérdida involuntaria de orina.

Es importante dejar en claro que los perros que se orinan en la cama, o en lugares en los que se supone que no deben hacerlo o cuando no pueden salir, no son indicadores de incontinencia urinaria. En otras palabras, la incontinencia urinaria afecta a los perros que no pueden regular la pérdida de orina.

Incontinencia urinaria en los perros: ¿Qué hacer si tu perro no controla la orina?

Si sientes que tu perro sufre de incontinencia urinaria, toma nota de lo que has observado y programa una cita con el veterinario. Asegúrate de registrar lo siguiente para ofrecerle al veterinario la mayor cantidad de información y la mejor oportunidad de ayudar a tu perro:

  • Cuándo y en qué lugar has encontrado la orina de tu perro.
  • En qué momento comenzó el problema ¿esta mejorando o empeorando?
  • Si tu perro necesita salir de casa con más frecuencia
  • Has notado que tu perro orina frecuentemente o que le duele al hacerlo.
  • Tu perro esta bebiendo más agua de lo normal.
  • Ha habido algún cambio notable en el estado de salud de tu perro.

El veterinario podrá determinar si la incontinencia urinaria es una posibilidad basándose en todas estas observaciones. Dicha información es importante, ya que una infección del tracto urinario, o cualquiera de una serie de afecciones que hacen que un perro beba y orine con más frecuencia, podría imitar los síntomas de incontinencia urinaria.

Como resultado, el veterinario realizará un examen físico completo de tu perro, así como análisis de sangre y orina. Es recomendable que lleves una muestra de orina fresca de tu perro a la consulta siempre que sea posible.

causas y tratamiento incontinencia urinaria en los perros

¿Cuáles son las causas de la incontinencia urinaria en los perros?

Ahora veamos más a detalle, algunas de las causas más comunes de la incontinencia urinaria en los perros:

Ectopic ureters

Tu perro puede tener uréteres ectópicos si no puede controlar la orina. Normalmente, la orina se transporta desde los riñones hasta la vejiga a través de los uréteres. Sin embargo, en ocasiones los uréteres pueden pasar por alto la vejiga y adherirse más abajo, lo que hace que la orina gotee continuamente.

La buena noticia es que los uréteres ectópicos se pueden diagnosticar mediante imágenes de contraste, y una vez hecho esto, se pueden reposicionar en su posición correcta, aunque para ello se requiere cirugía.

Daño en el nervio

Si los nervios que controlan la vejiga no pueden transmitir sus impulsos, tu perro puede sufrir de incontinencia urinaria. Por ejemplo, un perro salchicha con una lesión en la espalda que no puede mover las patas traseras o la cola, no podrá vaciar su vejiga.

Como resultado, la vejiga del perro se desbordará y goteará orina sobre la ropa de cama si se vuelve demasiado grande. Si llevas a tu perro al veterinario, él o ella, usará un catéter urinario para eliminar la orina de su vejiga. Sin embargo, tú también puedes aprender a extraer la orina de la vejiga de tu perro en casa.

Insuficiencia del mecanismo del esfínter uretral

La mayoría de las veces, la incontinencia urinaria en los perros es causada más comúnmente por esta condición. Dicha afección simplemente implica que el esfínter uretral del perro no es lo suficientemente fuerte como para contener la orina, lo que provoca las fugas.

La escasez de estrógenos, la obesidad y la predisposición genética son todas variables que contribuyen al fallo en el esfínter uretral. La buena noticia es que el tratamiento a largo plazo suele ser eficaz en el tratamiento de esta afección.

Tratamiento para la incontinencia urinaria en perros

Es fundamental realizar un seguimiento de la micción de tu perro una vez que le hayan diagnosticado incontinencia urinaria y haya comenzado el tratamiento. Los medicamentos deben modificarse con frecuencia con el tiempo, y una combinación de medicamentos puede ser más eficaz que uno solo.

Es importante tener presente que los perros que tienen incontinencia de orina son más susceptibles a las infecciones de la vejiga. De hecho, una infección de la vejiga podría agravar los síntomas de incontinencia urinaria. Por lo tanto, si tu perro de repente comienza a gotear más o muestra otros indicadores de una infección de la vejiga, llevalo al veterinario de inmediato.

Medicamentos como la fenilpropanolina, ayudan a fortalecer el esfínter uretral, y por lo general se administra dos veces al día con buenos resultados. El veterinario también puede recomendar suplementos de estrógenos como Incurin y DES que le brindan a tu perro una dosis muy baja de estrógenos para incrementar el tono uretral y aliviar la pérdida involuntaria de orina.

Igualmente se puede considerar la cirugía, en caso de que tu perro no responda bien al tratamiento con medicamentos. Los pañales para perro se pueden usar para controlar la limpieza, pero debes asegurarte de cambiarlos regularmente para evitar quemaduras o infecciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies