¿Por qué es bueno esterilizar o castrar a tu perro?

0
191
esterilizar o castrar a tu perro
¿Por qué es bueno esterilizar o castrar a tu perro?
4.5 (90%) 2 votes

Al esterilizar o castrar a tu perro, incluso a cualquier mascota en general, contribuyes a evitar su sobre población, lo que genera que haya miles de perros sin hogar. Junto con esto, también hay muchos otras ventajas de castrar o esterilizar a un perro, de lo cual te hablamos a continuación.

Beneficios médicos de la esterilización

La esterilización ayuda a prevenir las infecciones urinarias y los tumores de seno en las hembras, los cuales son malignos o cancerosos en aproximadamente el 50% de los perros. La esterilización de tu perro antes de su primer celo es la mejor protección contra todas estas enfermedades. Y en el caso de los perros machos, la castración previene el cáncer testicular, así como algunos problemas de próstata.

Beneficios en cuanto al comportamiento canino

Cuando esterilizas a tu mascota, te aseguras que no entre en celo. Con ello evitas ese fuerte instinto del animal por querer reproducirse, algo que con frecuencia los conduce a escaparse del hogar para encontrar un macho. Esto es muy arriesgado ya que puede ser que se pierdan o que sufran accidentes.

Lo mismo sucede con los perros machos, ya que tienen un comportamiento instintivo que los lleva a buscar a la hembra y hay que decir, un solo macho puede preñar a varias hembras en un solo día. Además, un perro castrado suelen comportarse mejor, por lo que es menos probable que le dé por montar a otros perros, personas u objetos inanimados después de haber sido castrado. Incluso, algunos problemas de agresión se pueden evitar mediante la castración temprana.

Mitos y realidades acerca de la castración/esterilización

Con frecuencia se piensa que la esterilización o la castración de un perro harán que este experimente sobrepeso. Lo cierto es que la falta de ejercicio y la sobre alimentación, si hacen que el perro acumule kilos de más, no la castración. La realidad es que tu perro se mantendrá en forma y saludable siempre y cuando le brindes el ejercicio que necesite y además supervises su alimentación.

Ahora bien, la castración no es una solución rápida para todos los problemas de comportamiento. Si bien es cierto que este procedimiento con frecuencia reduce las malas conductas causadas por los niveles altos de testosterona, no hay una garantía total de que el mal comportamiento desaparezca una vez castrado el perro. La castración tampoco recude los comportamientos que tu perro ha adquirido o ha convertido en habituales. Los efectos de la castración dependen mucho de la personalidad del pero, su historia y su fisiología.

¿En qué momento hay que castrar a los perros?

Por lo general, la edad tradicional para la castración de los perros esta entre los seis a nueve meses, pero en los cachorros este procedimiento se puede realizar hasta con ocho semanas de edad, siempre y cuando estén sanos. Los perros también pueden ser castrados en edad adulta, sin embargo existe el riesgo de experimentar mayores complicaciones postoperatorias en perros adultos, con sobrepeso o que tienen problemas de salud.

En cualquier caso, lo más recomendable es hablar con el veterinario para determinar el mejor momento para esterilizar o castrar a un perro.

esterilizar o castrar a tu perro

Cuidados que debes tener antes y después de la cirugía

En general debes evitar darle a tu perro comida después de la media noche o la noche anterior a la cirugía. Un cachorro sin embargo, requiere de una alimentación adecuada, por lo que una vez más el consejo del veterinario puede ayudarte a determinar cómo proceder en estas situaciones.

Debes proporcionar a tu perro un lugar tranquilo y cómodo en el interior de tu casa donde este alejado de otros animales. También debes evitar que tu perro se ejercite y salte por hasta dos semanas después de la cirugía o hasta que el veterinario lo autorice.

Igualmente debes impedir que tu perro pueda lamer el sitio de la incisión, ya que esto podría provocarle una infección. Se recomienda que utilices golosinas o usar un collar isabelino para distraer a tu perro. Asimismo tienes que evitar bañar a tu perro durante al menos diez días después de la cirugía y verificar diariamente el sitio de la incisión para confirmar que la herida esta cicatrizando adecuadamente.

En caso de que notes hinchazón, secreción de algún tipo o enrojecimiento en el área de la cirugía, incluso si la incisión está abierta, debes acudir de inmediato con el veterinario. Del mismo modo, ponte en contacto con el especialista si notas que tu perro esta letárgico, no quiere comer, está vomitando o tiene diarrea.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here