5 consejos para que tu cachorro aprenda a hacer sus necesidades en la calle

0
108
pipi perros
5 consejos para que tu cachorro aprenda a hacer sus necesidades en la calle
Danos una Estrellita 🙂

Ya está aquí, tu nueva y adorable bola de pelo ha llegado para quedarse.

Aunque la etapa de cachorro podrá parecerte dura a ratos, disfrútala y sé muy cuidadoso con todo lo que haces. Estas primeras semanas serán determinantes en el desarrollo futuro de tu animal.

Uno de los asuntos que más te inquieta, y con razón, es el tema de las deposiciones fuera de casa. No te preocupes, lo conseguirás, pero el grado de éxito o fracaso dependerá muchísimo del tiempo que puedas dedicarle.

1. Cárgate de amor, paciencia… y una fregona extra

No olvides que tu cachorro es un bebé y lo seguirá siendo durante mucho tiempo. Aunque corra, salte y pueda parecerte que “se las sabe todas”, el hecho es que tu animal no entiende lo que se espera de él y no podrá controlar sus esfínteres hasta casi los 9 meses.

Las hembras suelen tardar algo más que los machos y los perros pequeños maduran más rápido que los grandes, pero hazte a la idea de que tienes muchas semanas por delante de limpiar y limpiar.

Utiliza una fregona para sus deposiciones y otra para el resto de la casa. Limpia con agua templada y un jabón suave. ¡Nada de lejías o amoniaco! El olor funciona como un marcaje y querrá volver a hacer pis en ese lugar.

2. Cuantos más paseos, mejor

Si lo que quieres es que tu perro haga sus cosas fuera de casa para poder felicitarle, el secreto está en darle todas las oportunidades posibles. Cuantas más veces puedas sacarle a pasear, mucho mejor.

¿5, 6, 10 veces al día? Si tu tiempo te lo permite, ¿por qué no? Mejor muchos paseos cortos que pocos muy largos.

paseo pipi perros

Los perros siempre hacen pis y caca después de comer, jugar o justo al despertarse. Estáte atento y aprovecha esos momentos para salir a pasear.

Un truco que te puede ayudar, si tu animal no es demasiado grande, es cogerlo en brazos justo cuando empieza a despertarse y dejarlo en el suelo al llegar a la calle.

3. Tu casa ya no es tuya

Si te gustaba muchísimo la limpieza y el orden, es el momento de relajarse un poco. Tómate con humor los destrozos que, con toda seguridad, va a causar tu cachorro en el parquet o las alfombras.

Algunos recomiendan colocar periódicos en una zona específica de vuestro hogar, como pipican temporal. Sin embargo, desde el punto de vista de la educación, es más interesante premiar solo las deposiciones fuera de casa, con el fin de no crear confusión.

4. El secreto está en los premios

Busca algo de comida que sea aromático y le guste especialmente. Puede ser jamón o salchichas, cortadas en trozos muy pequeñitos, sobre todo si el perro pesa poco.

Recuerda que vas a tener que usarlas para premiar las conductas deseadas, pero el estómago de tu perro es delicado y no quieres que coja una indigestión.

Una vez que llegues a la calle, haz una celebración cada vez que tu cachorro haga pis o caca. ¡No te avergüences, todos lo hemos hecho! Dile en voz alta que muuuuuy bien, que es el perro más maravilloso del mundo, acaríciale, hazle muchas fiestas y dale un premio.

5. Jamás le castigues

Los gritos, golpes o castigos, como pegarle el morro al suelo o similar, no solo no funcionan, sino que tienen el efecto contrario. Destruyen la autoestima de tu pequeño y pueden acarrear miedos y graves problemas futuros.

Recuerda que los perros, como nosotros, aprenden mucho más de las experiencias positivas que de las negativas. No hagas caso de nadie que te recomiende hacer daño a tu cachorro, sea de la forma que sea.

Tu perro y tú sois únicos, y vuestra relación está por escribir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here