Masajes para tu perro

Masajes para tu perro

1 1253
masajes perro

Ya sabemos que tu perro es tu mejor amigo, tu familia, tu compañía diaria y siempre está atento de ti. ¿Qué tal si le retribuyes todo este amor? Recibir un masaje puede ser una de las experiencias más placenteras de la vida, por eso hoy te vamos a explicar cómo ayudar a que tu perro se relaje completamente y disfrute de una sesión de masajes que ¡tú le darás!

Masajes para tu perro

Hay 4 técnicas muy importantes y eficaces a la hora de darle masajes a tu perro, así que toma nota.

Algo sumamente importante y que tendrá a tu mejor amigo súper feliz y relajado, es un pequeño masaje diario para ayudarlo a liberar las tensiones. Se trata de un masaje de no más de 10 minutos que le darás cada día para mantener una pequeña rutina.

Extiende la palma de tu mano y comienza a tocar la espalda de tu perro, la barriga, el cuello y las patas. Concéntrate en cada toque, ya que los masajes se tratan de energía transformándose desde la mano de aquel que da el masaje al que lo está recibiendo. Realizando estas pequeñas sesiones de masajes, podrás comprender el cuerpo de tu perro… aquello que le gusta, lo que le disgusta y sobre todo lo ayudarás a relajarse.

Además de conocer a tu mejor amigo a fondo, podrás ayudarlo en caso de que sienta algún dolor o tensión en su cuerpo.

Aunque no lo parezca, los perros suelen sufrir de estrés y muy seguido. ¿Lo has escuchado llorar, morder cosas alrededor de la casa, ladrar sin sentido? Si tu respuesta es sí, entonces tu perro está necesitando de un masaje relajante. Incluso los veterinarios recomiendan darle masajes a tu perro si sientes que está sufriendo de estrés.

Para ayudar a tu perro a que se relaje, coloca la palma de tu mano sobre la base de su cabeza o cuello. Una vez colocada tu mano, marca el camino desde el cuello o la cabeza hacia el final de su espina dorsal, pasando por su espalda hasta su rabo. Repite este movimiento lentamente y de manera suave. Si vez que tu perro responde bien a este masaje entonces aplica un poco de presión en el masaje, sino sigue realizándolo de manera suave y distendida. Coloca una mano en la cabeza y otra en el final de su espina dorsal y deja descansar tu mano allí por unos segundos. Estos son dos focos de relajamiento para tu perro.

Si eres de los que sale a correr o ejercitarse con su perro, realiza pequeños masajes en los músculos de sus piernas… de esta manera los ayudarás a entrar en calor y evitarás que se lastimen mientras te acompañan en tus actividades. Una vez regresados a casa, asegúrate de que tu perrito reciba el mismo masaje en los músculos de las piernas, así ayudarás a evitar que se produzca alguna contractura luego de su ejercicio.

Recuerda, tu perro también siente y necesita de tu cuidado para vivir relajado y mantener una buena salud. El hecho de que tú le realices masajes diarios lo ayudará no sólo en su salud, sino también a sentirse amado y cuidado.

1 COMMENT

Leave a Reply